Waterpolo

El waterpolo es un deporte acuático de equipo que se practica en el interior de una piscina

El waterpolo es un deporte de equipo que se practica en el interior de una piscina. El equipo de waterpolo está formado por siete jugadores (uno de portero) y su objetivo es marcar el mayor número de goles en la portería contraria.

Los jugadores de cada equipo se diferencian por el color del gorro, generalmente blanco los locales, azul los visitantes y rojo los porteros y no pueden tocar el fondo de la piscina, por lo que deben mantenerse flotando durante todo el partido, que consta de cuatro tiempos de ocho minutos cada uno.

Al igual que en otros deportes de equipo, cada uno de los jugadores tiene un rol y una posición de juego. En el caso del waterpolo, las posiciones que puede tener un jugador son: ataque, defensa y portero.