Saltar a la cuerda

Saltar la cuerda es un muy buen ejercicio, practicado por varios atletas como método para mantenerse en forma y activos.

10 buenos motivos para comenzar a saltar la cuerda

Saltar a la cuerda no solamente es un deporte mundialmente conocido como un juego de niños, sino que también es un muy buen ejercicio, practicado por varios atletas como método para mantenerse en forma y activos. Ya sabiendo esto, debería ser motivo suficiente para al menos, probar esta disciplina. Sin embargo, si todavía no estas convencido, aquí vamos a ver diez razones para que tomes la decisión de saltar a la cuerda una oportunidad.

  1. Es muy divertido. Creo que por sobre todo, es lo más importante. No deberíamos practicar deportes que nos aburran, y mucho menos que nos desagraden. Este es un punto muy fuerte que tiene la comba. Es un ejercicio muy divertido, tan así que los niños en la escuela lo eligen para pasar el rato.
  2. Es saludable. Con saltar solo 15 minutos al día la cuerda nos mantenemos en forma.
  3. Es práctico. La cuerda es un elemento sumamente transportable, no pesa, y casi no ocupa lugar. Podemos llevarla adonde queramos.
  4. Es barato. Y digo barato, por no decir gratis. Solamente necesitamos comprar la cuerda, y listo. Por supuesto que también necesitaremos de la ropa adecuada para practicar deportes, pero son cosas que casi todas las personas tienen.
  5. Nos permite aumentar nuestra resistencia. Como cualquier actividad aeróbica de gran impacto, saltar a la cuerda nos ayuda a ir incrementando nuestra resistencia a medida que lo vamos practicando.
  6. Fortalece los músculos. Sobre todo, los músculos de las piernas se verán altamente favorecidos con este deporte.
  7. Nos levanta el ánimo. Como muchos saben, hacer actividad física produce una hormona llamada endorfina que nos produce buen humor, sensación de felicidad, y bienestar corporal.
  8. Mejora nuestra calidad de vida. El ejercicio de por sí, nos ayuda a tener una vida más saludable y longeva. Es la manera perfecta de mantener cuerpo, mente y alma en equilibrio.
  9. Reducimos el colesterol. Al ser una actividad aeróbica, nos ayuda a reducir el colesterol malo que se acumula en la sangre.
  10. Combatimos el sedentarismo. Una buena forma de levantarse de la silla y optar por hacer algo más beneficioso para nuestra vida.