Primera Infancia: Desarrollo eocional social

Alrededor del año y medio los niños se empeñan en hacer todo por sí mismos, ya que obtienen el placer al experimentar

Alrededor del año y medio los niños se empeñan en hacer todo por sí mismos, ya que obtienen el placer al experimentar (recordemos que nuestro pequeño es un "explorador descubriendo el mundo"). Son las conductas del "yo solo" que irán creciendo hasta el tercer año.

Cuando los padres quieren interferir ayudando o prohibiendo al niño la realización de ciertas actividades se desarrollan conductas de oposición (rabietas, pataletas, negaciones). Es la edad de la terquedad u obstinación.

En el fondo estas conductas son una forma de autoafirmación, un deseo en el niño de ser una persona individual.

Así pues, la crisis de personalidad con la que acaba esta etapa y empieza la siguiente, es un hecho social. La colisión de las apetencias del niño con las restricciones de la sociedad a través de los padres.

Durante este período se inicia el descubrimineto del ámbito social:

– El niño amplía sus interacciones sociales, inicia un proceso de sociabilidad cambiando la actitud hacia sus iguales. Hay indicios rudimentarios de cooperación.

– Se empieza a dar cuenta de la existencia de normas, de lo permitido y de lo prohibido (control de esfínteres). Así una de las novedades es el "NO".

La actitud de los padres en este período de expansión motórica e insaciable curiosidad es fundamental ya que, por un lado serán fuente de seguridad, y por otro ejercerán en control trazando los límites entre lo permitido y lo prohibido.