chicosygrandes.com

Preadolescencia: Desarrollo Emocional

Profundas transformaciones del metabolismo hormonal y las perturbaciones del equilibrio físico o psíquico

Preadolescencia: Desarrollo Emocional

Las profundas transformaciones del metabolismo hormonal y las perturbaciones del equilibrio físico o psíquico traen como consecuencia grandes cambios en la vida afectiva, destacando una gran excitabilidad caracterizada por:

- Predisposición a las emociones: tendencia a los arrebatos de ira y cólera, a ]a indignación e impaciencia, a la irritación y hostilidad, etc.
- Aumento de la tensión nerviosa: manifestada en diversos hábitos como morderse las uñas, chuparse el pulgar, morderse los labios ...
- Aumento de la labilidad afectiva: exposición a estados afectivos extremos.

En las relaciones sociales podemos distinguir 3 procesos claros:

  • Exaltación de sí mismos. Con el nacimiento de la introspección, los chicos llegan a descubrir su yo como un mundo insospechado, a descubrir los valores de su persona. Este modo de narcisismo se manifiesta por un afán de hacerse valer. Presenta un carácter contradictorio, en el que el sentimiento exagerado de confianza en sí, en sus propias fuerzas se alterna con el desaliento, la desconfianza y ]os sentimientos de inferioridad.
  • Afán de emancipación. Aparece un sentimiento de independencia y necesidad de libertad: no quieren ser tratados como niños, les molesta la relación de dependencia con los adultos. Esta emancipación se dirige tanto hacia la familia como hacia las autoridades educadoras, sobre todo sus profesores.
  • Tendencia a reunirse con compañeros de la misma edad. Hay una mayor cohesión entre sus miembros que en las pandillas de la etapa anterior. La pandilla es un pequeño grupo, exclusivo, no integrado por parientes, informal y de relaciones cara a cara. Los miembros de la pandilla piensan y actuan de manera similar. La pandilla se haya reunida alrededor de un conjunto de prefercncias y avcrsiones compartidas que vinculan a los miembros y que los separan de otros grupos.

Son cuatro los motivos principales que impulsan a los preadolescentes a asociarse: la evasión, la necesidad de aceptación, la necesidad de pertenecer a un grupo como medio de la recuperación de la seguridad y la rivalidad.

En cuanto al desarrollo psicosexual las conductas masturbatorias se presentan con frecuencia en la preadolescencia, teniendo en las chicas estas conductas menor incidencia.