Virus

Uno es el “virus”, su objetivo es infectar a todos, y otro es el “antivirus”, que su objetivo es detectar al virus. El virus tiene unas tarjetas (unas 40, dependiendo de la gente que juegue, unas dos por persona) donde pone “infectado”, y las tiene que repartir a todo el que pueda, pero solo puede dar una, dos o tres a cada persona. Se ponen todos en un espacio limitado, menos el antivirus, que está fuera observando, y se empiezan a mover, un poco rápido para que el antivirus no vea quien es el que reparte las tarjetas. Y de vez en cuando, el antivirus para el juego, y saca a tres personas, a las que quita las tarjetas, y si tienen una o más siguen jugando y sino se eliminan. Si alguno de los que saca es el virus, y éste no ha terminado de repartir todas las tarjetas, el antivirus gana, y se acaba el juego, pero si el virus reparte todas las tarjetas gana y el antivirus pierde. Si algún jugador tiene más de una tarjeta también puede repartir a los demás, siempre quedándose con una.