Tulipán de Piropos

Uno la liga y los demás tiene que intentar que no les pillen, y si ven que le van a pillar, dicen:¡Tuli!, y se pone con los brazos, delante suyo, en círculo, y solo le pueden salvar metiéndose entre sus brazos y diciéndole un piropo. Si el que la liga te pilla, también te la ligas.