Manada de Gorilas

Se llevan a dos personas aparte y los que se quedan son una manada de gorilas. Cuando llegue el primero hay que gritar hasta que descubra quien es el cabeza de la manada, que será el que diga la tercera vez. Entonces se le ofrece entrar en la manada como cabeza de grupo. La segunda vez que gritemos con el otro voluntario todos nos callamos y el cabeza de la manada se queda solo gritando.