Las Colitas

Hacen falta dos cartulinas, una para cada equipo, y en la mitad, dividida en seis viñetas, se hace un dibujo lo más complicado posible. Se le da a cada jugador una tira de papel (de plástico a ser posible) o un pañuelo, que será la colita y se delimitan las casas de cada equipo. Hay que intentar llegar a la casa del equipo contrario sin que te quiten la colita, cuando llegues fijarse en el mayor número de detalles del dibujo para después copiarlo en la otra mitad de la cartulina. Dentro de las casas no se pueden quitar las colitas; si a alguien le quitan el rabito debe quedarse quieto en el lugar donde se la quitaron hasta que alguien de su equipo le de otra colita. Cuando todo un equipo se queda sin colitas, los del otro pueden entrar todos a ver el dibujo y se vuelven a repartir de nuevo todas las colitas para seguir jugando. Gana el equipo que mejor copie el dibujo del equipo contrario.