La Momia

Salen dos personas fuera, y se explica el juego a todos los demás. Consiste en que se pone a una persona tumbada en el suelo, que va a ha ser la momia, se la tapa lo más que se pueda, pero poniéndole en los pies algo redondo para que parezca la cabeza, y en la cabeza las zapatillas para que parezcan los pies. Entonces viene la persona que ha salido, y se le dice que tiene que adivinar “la historia de la momia” (el porque de su muerte), haciéndole preguntas pero a las la momia solo puede contestar si, o no (“la momia”, contesta moviendo la cabeza, en realidad los pies), y se tiene que poner en su cabeza (los pies), y cuando la momia considere, o cuando se dice una frase “X”, se despierta pegando un grito, y por lo tanto asustando a la persona que está preguntando. También se puede hacer que, en lugar de adivinar su historia, la tiene que despertar, pegándole gritos.