Escondite de Linternas

El que se la liga se coloca en el “tótem” y cuenta hasta 10. Sin moverse y con ayuda de la linterna tiene que encontrar a los demás. Cuando crea que ya no va a encontrar a nadie toca el silbato, todos salen y vuelven al “tótem”. Cada vez cuenta un número menos y se termina cuando vea a todos, porque no vale solo con saber dónde están escondidos sino que hay que verlos con la linterna. A los que pille se colocan en el tótem y ayudan a buscar.