El Latigazo

Se ponen en el suelo, cinco personas (depende de las que jueguen), boca abajo, con las manos atrás, y los ojos cerrados. Todos los demás se ponen alrededor y uno de ellos lleva un cinturón, o algo que le sirva de látigo, y le da a uno de los que están en el suelo, en el culo (controlando el monitor la fuerza), y este tiene que adivinar quien ha sido, si lo hace se cambian de sitio, y sino sigue el juego.