chicosygrandes.com

Etapa Perinatal: Somatico-Motor

La etapa perinatal, el primer momento evolutivo, abarca desde el nacimiento hasta los 18 meses, aunque algunos autores se refieren a él como "primer año de vida

Etapa Perinatal: Somatico-Motor

Crecimiento Físico

Altura

El crecimiento en altura es espectacular durante el primer año de vida. El bebé al nacer mide entre 48 y 54 cm, y al final del primer año llega a alcanzar los 75 cm; es decir, aumenta su estatura en un 50%.

Este ritmo de crecimiento tan intenso se mantiene durante los dos primeros años de vida disminuyendo progresivamente y se estabiliza en el período de 3 a 6 años.

Otro aspecto a destacar es la variación en las proporciones del cuerpo. En el recién nacido, la cabeza tiene unas dimensiones desproporcionadas al resto del cuerpo. Se dice, de forma descriptíva, que son "cabezones" y "paticortos".

stos apelativos cariñosos se deben a que en el bebé, la cabeza representa 1/4 del total frente a 1/8 que representa en el adulto. Este hecho se relaciona con la supervivencia, ya que se desarrollan más pronto aquellas partes del cuerpo más necesarias para sobrevivir.


Peso

Respecto al peso, el aumento es más espectacular todavía que en la altura. Al nacer pesamos entre 3 y 3,5 kgs., y al término del primer año alcanzamos por término medio, los 10 kgs. Esto es debido al desarrollo de la musculatura, el esqueleto y el aumento de las grasas.

Durante los 3-4 primeros días perdemos peso debido a la eliminación de líquidos no compensados por los elementos ingeridos. Se pierde, más o menos, un 10%, que se recupera hacia el decimo día.

Es curioso el hecho de que el primogénito nace con el menor peso y altura (y luego, "se va mejorando la especie").

Los hijos de madres obesas nacen con mayor peso y altura y los niños nacen con mayor peso que las niñas.

El recién nacido tiene un tejido óseo y esponjoso. Tan flexible que se lleva habitualmente "el pie a la boca" sin ninguna dificultad. Las conexiones óseas no están acabadas. Donde habrá huesos, todavía hay tejidos cartilaginosos.


Logros principales: Locomoción y Manipulación

En el recién nacido, la mayor parte de la conducta motora es una actividad casual, incoordinada y carente de finalidad. En esta etapa los niños pasarán de los reflejos arcaicos: succión, marcha, moro... a un control voluntario del propio cuerpo. Evoluciona hacia dos procesos:

Deambulación o locomoción

El bebé gana autonomía en el momento en que comienza a caminar y, entre
otras ventajas, caben destacar:

- Amplía su campo de acción al no estar su movimento supeditado a los padres.
- Mejora su salud en cuanto a respiración, circulación, etc.

- Se entretiene solo.

- El ejercicio físico le sirve como válvula de escape de tensiones y nervios.

El antecedente a la locomoción lo tiene en el reflejo de la marcha. Aproximadamente, el bebé repta a los 4 meses, gatea a los 9 y anda entre los 11 y los 13 meses


Manipulación

Es un proceso muy importante para el conocimiento real de los objetos e imprescindible para la aparición de la inteligencia práctica.

El antecedente lo podemos encontrar en el reflejo de prensión. Aproximadamente, a los 6 meses se inician toscas conductas de prensión que hacia los 9 culminan en la prensión de "tenaza o pinza" (pulgar­índice), para ya hacia el año poder asir los objetos (motricidad fina).

En este período se inicia el desarrollo de conductas coordinadas, entre las que caben destacar:

- Coordinación MANO-BOCA: Aparece al 4° mes y desaparece cerca del año (el bebé se lleva todo a la
boca)

- Coordinación VISTA-MANO: Aparece al 5° mes y se completa hacia el 9° con una finalidad ya clara.
(coge lo que ve y ve lo que coge)


Caracteristicas del desarrollo motor

Secuencia regular

Unas etapas preludian la aparición de otras nuevas Por ejemplo veamos el desarrollo del primer año:

- Control pasivo de la postura (4° mes está sentado con apoyo).

- Control activo de la postura (6-7 meses está sentado sin ayuda)

- Esfuerzos encaminados a la locomoción (8-9 meses. Se sostiene agarrándose).

- Desplazamiento abierto (9-10 meses. Gateo, andar apoyándose.)

- Anda solo


Es variable

Hay variaciones interindividuales en la presentación de las etapas, asi como en las edades en que cada bebé las ejecuta (algunos niños difieren en la edad de empezar a andar)


El desarrollo motor sigue una serie de pautas o reglas:

- Eje céfalo-caudal: el control de la región cefálica al tronco y extremidades ("de arriba a abajo"). Esto queda demostrado en la forma de coger a los bebés según las diferentes edades.

- Eje próximo-distal: de la estructura más próxima al tronco a los alrededores.

- General-Específico: evolución de los movimientos generales a otros más específicos (el bebé mama mejor al cabo de 1 mes que al principio. Motricidad gruesa-fina)

El control del cuerpo se consigue según las pautas anteriores. Así:

- 0/3 meses: control boca y ojos.
- 3/6 meses: control cabeza, cuello, hombros.
- 6/9 meses: control de tronco, brazos y manos.
- 9/12 meses: control de piernas, pies y dedos.


Sistemas sensoriales

El equipamiento sensorial del recién nacido es bastante elaborado, aunque debe aprender a utilizarlo. A pesar de diferencias con el adulto, el recién nacido oye, ve, etc. y tiene una percepción global del mundo que le rodea.

- Olfato: Tiene mayor importancia que en el adulto. El niño es capaz de distinguir el olor de la madre.

- Gusto: El primer conocimiento del mundo se da a través de la boca. Discrimina lo ácido y lo dulce,
prefiriendo éste último.

- Tacto: Es más sensible en las plantas del pie, palmas y cara.

- Vista: El sistema visual no está completo al nacer (el globo ocular no es esférico). A la tercera semana distingue la claridad de la oscuridad y poco a poco va madurando, percibiendo ya, en el tercer mes, los distintos colores (no el conocimiento de los mismos)

-Oído: Es un sistema maduro al nacer, incluso, hay constancia de audición en la vida intrauterina.