Debajo un botón

Debajo un botón, ton, ton,
que encontró Martí­n, tin, tin,
habí­a un ratón, ton, ton,
ay, qué chiquití­n, tin, tin.

Ay, qué chiquití­n, tin, tin,
era aquel ratón, ton, ton,
que encontró Martí­n, tin, tin,
debajo un botón, ton, ton.